Guardianes de lujo | Francesc Fusté-Forné

Se abre el telón. Los porteros de hoteles, especialmente de lujo, son la ventana que abre otra dimensión, un espacio donde todo parece ser posible. No se nace portero, pero cuando uno se hace portero lo es para toda la vida. Es un oficio que crea adicción, el acceso del mundo real al mundo del lujo con tan sólo un paso. Los porteros de los más célebres y lujosos hoteles