Julio Cortázar: el gigante de ojos azules | Omar López Mato

“Detrás de este triste espectáculo de palabras, tiembla indeciblemente la esperanza de que me leas, de que no haya muerto del todo en tu memoria…” Gracias a sus libros, Julio Cortázar no ha muerto, aunque haya fallecido en 1984. En un principio, se dijo que la causa de su muerte fue leucemia, pero con los años se descubrió que había contraído el virus de HIV a través de una transfusión

Cortázar, en la senda de Charlie Parker | Luis Vinker

“El perseguidor”, uno de los más notables cuentos de Cortázar, está incluido en “Las armas secretas”, publicado a fines de los 50. Allí, como nunca, define su vinculación al jazz, que también se haría presente en otras de sus novelas que marcaron época, desde Rayuela hasta El Libro de Manuel. “Esto lo estoy tocando mañana” dice Johnny Carter, protagonista del cuento. Ambientado en la bohemia parisina de los 50, el

Aplastamiento de las gotas | Julio Cortázar

Yo no sé, mira, es terrible cómo llueve. Llueve todo el tiempo, afuera tupido y gris, aquí contra el balcón con goterones cuajados y duros, que hacen plaf y se aplastan como bofetadas uno detrás de otro, qué hastío. Ahora aparece una gotita en lo alto del marco de la ventana; se queda temblequeando contra el cielo que la triza en mil brillos apagados, va creciendo y se tambalea, ya

Casa tomada | Julio Cortázar

Nos gustaba la casa porque aparte de espaciosa y antigua (hoy que las casas antiguas sucumben a la más ventajosa liquidación de sus materiales) guardaba los recuerdos de nuestros bisabuelos, el abuelo paterno, nuestros padres y toda la infancia. Nos habituamos Irene y yo a persistir solos en ella, lo que era una locura pues en esa casa podían vivir ocho personas sin estorbarse. Hacíamos la limpieza por la mañana,