La otra belleza | Alva Sueiras

Los cánones de belleza socialmente incorporados atienden a criterios estéticos de espectro estático. Al menos así ha funcionado en las últimas décadas. El cine, la televisión, la publicidad y las revistas nos han invadido con aparentes mundos posibles que, en la mayoría de los casos, nunca se parecen en nada al nuestro. Nuestra casa, nuestra ropa y nuestro aspecto no están a la altura.

Hermosa joven mujer con pecas

El potencial estético y las cuatro fuerzas fundamentales | Priscila Guinovart

El comienzo de estos párrafos se vio retrasado por mis propios prejuicios; a saber, un pánico indescriptible a sonar superficial – dicho sea de paso, mucho se habla de “empoderamiento femenino” pero desde el momento en el que una recurre a Google para saber cómo retrasar el envejecimiento de la piel, no falta quien te tilde de frívola. Voilà mi libertad.