Palomas espía como drones | Alejandro Gamero

Los orígenes de la fotografía aérea se remontan a 1858, cuando el aeronáutico Nadar tomó las primeras fotografías aéreas. A medida que las técnicas fotográficas avanzaron, algunos pioneros comenzaron a colocar cámaras en objetos voladores no tripulados. En la década de 1880, por ejemplo, Arthur Batut experimentó la fotografía aérea con cometas. Era inevitable que al final se pensara para este cometido en las palomas mensajeras, que se venían usando