Diario de viaje: crónicas de un yorugua en Uzbekistán (IV) | Alain Mizrahi

Mañana parece que nos llevan a un balneario sobre un lago, a 60 km de acá. Estoy ansioso por saber a qué se parece un balneario en un país doblemente enclavado. ¿Sabías que Uzbekistán es el único país del mundo doblemente enclavado, o sea que hay que cruzar dos fronteras para poder llegar al mar? Bueno, ahora sí lo sabés.