La isla Gorriti | Omar López Mato

Cuando el visitante de estas playas contempla la apacible bahía que baña a la isla Gorriti, jamás podrá adivinar que fue bastión, prisión y cementerio, y menos aun podrá pensar que sus arenas se tiñeron de sangre y que allí nació un poeta. Nada de eso imagina la gente que desde la Mansa se deja acariciar por el sol de verano, contemplando esta isla bañada por el mar -aunque los

Las Musas, una inmersión sensorial | Alva Sueiras

Tus párpados caen livianos sellando la mirada de unos ojos que ahora descansan y navegan hacia adentro, alejándose –capa a capa– de cuanto a simple vista se ve. Con las piernas cruzadas sobre el piso, tu espalda se yergue liviana y firme. La coronilla apunta al cielo y los isquiones se anclan en la tierra.

Mieles del Este: la experiencia sublime de morder un panal | Alva Sueiras

«Mieles del Este» es su proyecto de permapicultura donde la mínima intervención es la clave para la obtención de un producto íntegramente natural, responsable y sostenible. El apicultor cobra el carácter de cosechador de miel. Al contrario de lo que ocurre en los procesos industriales, la miel no se calienta ni se pasteuriza, evitando así la pérdida de sus cualidades originales. 

Rafael Alberti

Rafael Alberti: un marinero anclado en Uruguay | Alicia Cagnasso

  Es habitual asociar la figura del poeta de la generación española del 27, Rafael Alberti, en lo que respecta a nuestro país, únicamente a la ciudad de Punta del Este (incluso entre gente adentrada en los estudios literarios). En efecto, Alberti, su esposa María Teresa León (una de las grandes narradoras de esa generación), y Aitana, la pequeña hija de ambos, pasaron sus vacaciones en Uruguay desde el 42

Huevo con caviar

Bocados que valen más que mil palabras | Alva Sueiras

Gastón Yelicich es uno de esos pocos chefs que prefieren que el plato hable por ellos. No es habitual encontrar cocineros que evitan recurrir a su abultado y notable currículum, saliéndose de la línea discursiva en torno a su filosofía en la cocina. Gastón te pone el plato delante y te observa

La ternura del dragón | Alva Sueiras

En esta casa gobierna un fuego feroz arrojado por un dragón que se escurre y se esconde con sigilo entre los hierros. Las manos sabias y tiernas transforman el producto en audaz alimento. Estamos en la Cantina del Vigía, frente a la torre que antaño vigilaba con su ojo panorámico el estado de situación de la bahía.