Teoría y práctica del estiramiento gastronómico | Gabriel Sosa

Resulta que por aquellos tiempos se vivía un modesto pero notorio boom de los restoranes “de autor” en Montevideo. Locales en general de chicos a minúsculos, con cartas breves pero variadas. Caros, todos, pero tampoco delirantemente caros. Y en cada uno de ellos, al frente estaba un chef o dos (casi todos hombres), con perfiles muy similares.