“Inclúyanme fuera” | Hugo Burel

Hugo Burel (Montevideo, 1951) es escritor, periodista, diseñador gráfico y Licenciado en Letras. Ha publicado más de 20 libros de narrativa entre cuentos y novelas y ha ganado varios premios nacionales e internacionales entre los que se destacan el Premio Juan Rulfo de Radio Francia Internacional (Paris,1995), el Premio Lengua de Trapo de narrativa (Madrid, 2001), el Premio de Inéditos del MEC (1995) y el Premio Bartolomé Hidalgo 2004. Acaba de ganar el Bartolomé HIdalgo a la trayectoria (2018). Conquistó dos veces el Primer Premio de narrativa del MEC con El corredor nocturno (2007) y El desfile salvaje (2009). En 2008 recibió el Florencio teatral a la mejor obra de autor nacional por La memoria de Borges. En 2009 se estrenó en Buenos Aires, Madrid y Montevideo la versión fílmica de su novela El corredor nocturno, dirigida por el español Gerardo Herrero y protagonizada por Miguel Angel Solá y Leonardo Sbaraglia. En 2014 recibió el Libro de Oro de la Cámara Uruguaya del Libro a la obra de ficción nacional más vendida ese año por su novela El caso Bonapelch (Alfaguara, 2014). Desde diciembre de 2015, es miembro de número de la Academia Nacional de Letras del Uruguay. En 2015 se publicó Montevideo noir, libro que inaugura la trilogía de novela negra protagonizada por Gabriel Keller, que continúa en Sorocabana blues de 2017 y se completa con Noches de Bonanza.


Un sabor de la infancia

Te lo cambio por un olor: el de los jazmines de diciembre que se vendían en la calle en puestitos armados sobre cajones. Los recuerdo en la avenida General Flores.

Una manía confesable
Detesto que los cajones, roperos o placares estén abiertos y a mi vista. Tengo que cerrarlos inevitablemente.

Un amuleto
Ninguno. nunca tuve ni los necesité.

El último libro que leí
Goya, a la sombra de las luces, de Tzvetan Todorov.

Una película que me marcó
Varias: Al este del paraíso, A hard day’s night, Un hombre y una mujer, Amarcord, Brazil, El Ciudadano, La Dolce Vita, El último tango en París, La gran belleza…

Algo que evito
Cuando estoy escribiendo algo, comentarlo o anunciarlo antes de haberlo terminado.

Si pudiera volver a empezar sería
Músico, cantante de rock o pop.

Un lugar para vivir
Punta del Este.

Un lugar para volver
New York, Roma, Río, París.

Una materia pendiente
Dirigir cine.

Un acontecimiento que cambió mi vida
El nacimiento de mis hijos Camila y Julián y el de mi nieto Juan Diego.

El escritor definitivo
Jorge Luis Borges.

Algo que jamás usaría
Tatuajes, aritos, esas tiritas rojas que algunos llevan en las muñecas.

La última vez que pensé “tierra, trágame”
No la recuerdo.

El lugar más feo del mundo
Cualquiera en donde haya una guerra y mueran inocentes.

Una rutina placentera
Ver buenas series en Netflix. La última fue Peaky Blinders, adictiva y diferente.

Me aburre
Lo políticamente correcto y la superioridad moral que eso presupone para algunos.

Una extravagancia gastronómica que frecuento
No soy gourmet ni me desvivo por la comida.

Una canción que aún me conmueve
Toda la banda de sonido de Cinema Paradiso, F femenina de Salvatore Adamo, Caruso cantada por Pavarotti.

Un restaurante que nunca falla
Ya no existe: Doña Flor.

Algo que cambiaría si pudiera
La mentalidad conservadora y el doble o triple discurso de los uruguayos.

El valor humano que más admiro
La solidaridad cuando es auténtica y se traduce, por ejemplo, en animarse a donar un riñón.

Una última palabra
Ante tanta insistencia participativa y colectivizante de amuchamiento obligatorio, las de Groucho: “Inclúyanme fuera.”