El jardín secreto del Museo de la Vie Romantique | Sylvana Cabrera

Este es uno de los museos que a pesar de no ser de los más visitados es uno de mis preferidos. Con ese aire bucólico y la exuberancia de su jardín colmado de pinceladas verdes en distintas tonalidades y de flores, tiene un pequeño restó que es adorable.

El museo está instalado en la casa del pintor Ary Scheffer, construida en el año 1830 y situado en Pigalle, en el barrio de La Nouvelle Athènes donde se evoca en cada rincón el período romántico. La planta baja está dedicada a George Sand con una muestra permanente de retratos, muebles y joyas de los siglos XVII y XIX. En el primer piso, los cuadros del pintor Ary Scheffer están rodeados por obras de sus contemporáneos.

El museo con su aire de villa italiana, complementa sus muestras con actividades vinculadas a la moda, conciertos o clases de cocina francesa. En el antiguo invernadero del jardín del museo funciona el salón de té que abre sus puertas de marzo a octubre. Un verdadero remanso de paz donde se puede disfrutar de una amplia variedad de tés y blends de distintos orígenes, así como deliciosas tartas frutales o la clásica repostería francesa.

Pocos visitantes, aire romántico y mantenimiento impecable nos permitió disfrutar de un sabroso almuerzo que consistió en una tarta del día acompañada de un mezclum de hojas verdes y tomate cherries amarillos, rojos y morados (12 dólares), una tabla de paté de campaña con quesos típicos franceses acompañados de una rústica y crujiente baguette (15 dólares), agua mineral (3 dólares) y café (3.5 dólares), acompañados por una tarta individual de peras y un financier (5 dólares). Se puede optar también por las deliciosas sopas cremas del día (5.5 dólares).

Dónde: 16, Rue Chaptal, Distrito IX
La estación de metro más cercana: Blanche, París (Francia)