Las cinco Cubas de Abel | Alva Sueiras

Los países se me presentan como complejos ecosistemas habitados, imposibles de explicar en una única versión. Si preguntamos a cada uno de sus habitantes, recibiremos múltiples y dispares glosas de país, basadas en la experiencia individual y vital del transcurrir de cada individuo por el territorio, en contacto con grupúsculos de congéneres, que con diferentes y poliédricas realidades, impactan en la vida y la realidad de cada cual, configurando un entorno singular para cada uno de nosotros. Y es que hay tantos Uruguay como uruguayos, tantas Españas como españoles y tantas Australias como australianos.

Y en esa suerte de pensamientos sobre las incontables versiones de país, mientras navegábamos la ciudad, fuimos a varar en un rincón de la caribeña isla de Cuba, ubicada por un tiempo, en una sala del Teatro Circular. Mecánica es una ficción de Abel González Melo (1980), que recientemente tuvo su estreno montevideano. González Melo es un joven escritor y profesor de dramaturgia y teatro, oriundo de Cuba, que nos propone a través de su texto, reflexionar sobre el comportamiento humano y los pulsos interpersonales, en situaciones más o menos favorables a los intereses y las pasiones individuales.

La obra está dirigida por Mariana Wainstein, que para esta ocasión optó por un repertorio musical que, al estar instaurado entre los amados de la discografía colectiva, adquiere un papel vital para estrechar las distancias entre el espectador y el rincón de la isla a la que nos transporta la escueta y efectiva escenografía, gobernada por un amplio sofá de cuero rojo.

La novedad en la puesta en escena reside en un esmerado trabajo corporal, a cargo de Carolina Silveira, caracterizado por un convincente contacto físico entre actores, poco frecuente en las tablas. Si a ello le agregamos las pequeñas dimensiones de la sala, el resultado deriva en un teatro de corte cinematográfico, sensacionalmente efectivo.

La obra recibió el Premio Nacional de Dramaturgia «Jose Antonio Ramos» otorgado en 2014 por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, y es, en lenguaje de andar por casa, una obra redondita, con giros inesperados trazados con la inteligencia de un novelista consumado. La actuación de Laura de los Santos, Oliver Luzardo, Cecilia Lema y Aline Rivera es espléndida, destacando el papel central de un Moré que se calza en los zapatos de Osvaldo Telmer, con la comodidad de pez en agua.

Si bien la obra es una ficción que carece de intencionalidad crítica desde el prisma socio político, nos permite bucear en las múltiples capas de la realidad caribeño-insular, mostrando que, al igual que en cualquier otro país, hay tantas Cubas como cubanos.

 

Mecánica
de Abel González Melo
Dirección Mariana Wainstein
Elenco Moré, Laura de los Santos, Oliver Luzardo, Cecilia Lema y Aline Rava
Vestuario Soledad Capurro
Proyecciones video Lucas Carrier
Trabajo corporal Carolina Silveira
Teatro Circular (Sala 2)
Sábados 21:00 horas
Domingos 19:30 horas

 

Fotografía de Alejandro Persichetti