Contenidos

El ADN

Memoria de elefante | Daniel Vidart

Algo que cambiaría si pudiera
Mi edad, sin vender el alma al diablo, como lo hiciera el Dr .Fausto. Por lo demás, ya está a mi lado una incanjeable y admirable Margarita…

A fuego lento

Los ojos del mundo están puestos en Latinoamérica | Sylvana Cabrera

El programa imitará el formato que tan bien funciona de mezclar documental con tele-realidad, y llevará a Ramsay a viajar por todo el mundo, explorando los secretos culinarios de diferentes culturas. El objetivo es ofrecer una especie de aventura antropológica, utilizando la cocina como vía para descubrir la riqueza de otras culturas, a través de su gente, sus tradiciones y sus sabores. Su recorrido comienza en Perú y de la mano de Virgilio Martínez y otros protagonistas locales.

Cultura y derivados

Elogio de la pausa | Alicia Escardó

Si pudiéramos encadenar en eslabones muchas pausas, tendríamos quizá la espera. Pensando en historias de dioses y tragedias, de odios y debilidades mitológicas, se me ocurre que la figura femenina que simboliza esa demora, esa especie de dilación constante, es Penélope. Hay varias maneras de ver su espera. En tiempos de feminismo, muchas criticarán el permanente tejer y destejer, y calificarán como ingenua esa espera larga del hombre amado. Yo prefiero ver a ese personaje como la verdadera dueña de su destino, la que elige sin hacer caso a lo que los demás quieren que haga.

Cristina García Banegas
El ADN

Solidaridad con alegría | Cristina García Banegas

Cristina García Banegas (Montevideo, 1954) directora de orquesta, organista y profesor. Es la creadora y directora del Ensemble Vocal e Instrumental De Profundis y del Festival Internacional de Órgano del Uruguay.

Alejandra Pizarnik
Cocina de cuentos

A la espera de la oscuridad | Antonio Pippo

«A la espera de la oscuridad» es el título de uno de los poemas de Alejandra Pizarnik, poetisa nacida en Avellaneda, Buenos Aires, de padres rusos, quien más allá de la brevedad de su vida y obra, tal vez ignorada en su tiempo, generó una impresionante influencia en las generaciones siguientes de la literatura en nuestro idioma. 

libro cítricos
Cultura y derivados

Los limones del mundo | Jaime Clara

El entusiasmo luego de la lectura, me provoca contar detalles, lo que no corresponde. Pero resulta revelador enterarnos que la industria cítrica italiana, fue una de las fuentes de financiamiento fundamentales para la mafia, en Italia, y con las exportaciones de naranjas y limones a Estados Unidos, para organizar las actividades criminales de bandas en Chicago, entre otras ciudades donde la mafia pisó fuerte.

Gastronomía

Paso a paso por la diversidad peruana | Sylvana Cabrera

Sylvana Cabrera nos cuenta en este segundo episodio, su experiencia paso a paso en el restaurante Central en Lima (Perú), actualmente considerado el sexto mejor restaurante del mundo y segundo de latinoamérica según los prestigiosos premios otorgados por la revista británica Restaurant.  

Dibujo Ombú
Cultura y derivados

Todas nuestras canciones | Inés Bortagaray

Había habitués. Fermín Hontou (Ombú, un artista con una obra inmensa, ilustrador, caricaturista, dibujante) era, definitivamente, uno de ellos. En todas las estaciones, ahí estaba, sentado a solas o con otras personas, dibujando. Con un sombrero de fieltro, con una copa de vino, con la mirada que oscilaba entre las ilustraciones en un bloc de hojas A4 y el rostro y el cuerpo de otros parroquianos. Si una persona se acercaba a escudriñar aquel trabajo iba a encontrar fotogramas de una película hecha de humo, cervezas, confidencia y, ocasionalmente, un cierto esplín juvenil, burgués y hasta presuntuoso.

Gordito
Cocina de cuentos

El gordito sentado junto al pasto | Joaquín DHoldán

Ese recuerdo inmediato me hizo sonreír. Y mientras lo hacía, tan distraído estaba, que cuando lo maestra repartió lo roles para el festival de la primavera noté tardíamente que yo no era el príncipe, ni el rey, ni el ayudante del príncipe, ni el paje del rey, ni soldado, …ni pueblo….ni pajarito, por supuesto no hubiera aceptado ser princesa o flor. Se preguntarán que papel hacía: era el pasto. El gordo Martínez y yo íbamos a estar toda la actuación sentados en el borde del escenario sosteniendo entre nosotros una franja de tela verde, vestidos de ese color y con gorros de flecos, también verdes, que nos tapaban la cara.